Noticias

Afortunadamente hemos podido retomar las actividades en recursos comunitarios de Estella, como veníamos haciendo años anteriores.
 
Acudimos varios días a la semana. Los viernes realizamos el taller de informática en las instalaciones del antiguo monasterio de San Benito. Los martes realizamos psicomotricidad y el miércoles, taller de cocina en la Casa de la Juventud María Vicuña. 
Por supuesto, las actividades se realizan respetando todas las medidas de prevención ante el COVID-19.
Agradecemos mucho a ambos organismos la posibilidad de poder realizar parte de nuestras actividades en recursos de Estella.
 
La celebración del Día Mundial de la Salud Mental surgió en 1994, con el propósito de contribuir a la toma de conciencia acerca de los problemas de salud mental y a erradicar los mitos y estigmas en torno a este tema. 
 
Este día supone seguir avanzando hacia la consecución de los derechos, caminando hacia un futuro en el que toda la ciudadanía tomemos conciencia de la diversidad de nuestro contexto social. Es el día en el que de manera internacional dirigimos nuestras miradas hacia el colectivo con sufrimiento psicosocial y empatizamos ante las historias de vida y circunstancias vitales de cada persona.
 
Desde los Centros de Rehabilitación Psicosocial Ordoiz en Estella, Arga en Pamplona, Félix Garrido en Sarriguren, y Queiles en Tudela, trabajamos también en esta línea desde el 2005.
 
En otras ocasiones, hemos realizado campañas utilizando la participación ciudadana en actividades con y para la comunidad con el fin de sensibilizar, movilizar, concienciar y provocar cambios de pensamiento a la población sobre el estado actual de la Salud Mental y al mismo tiempo estar visibles en la sociedad por medio de las mismas. 
 
Este año tras vivir varios meses de confinamiento, se ha evidenciado la importancia que ha cobrado la salud mental en nuestro día a día, algo que anteriormente estaba infravalorado. Sin embargo, resulta imposible unirnos y visibilizar la salud mental de forma colectiva debido a la situación de COVID-19. 
 
Así que hemos realizado durante toda la semana en los cuatro Centros de Rehabilitación Psicosocial una actividad reflexiva de manera colectiva, para compartir conjuntamente cómo ha afectado esta pandemia a nuestros objetivos vitales, creando como resultado de este trabajo, un decálogo de vida común. 
 
Esta actividad se asemeja a iniciativas desarrolladas por la OMS y otras entidades del territorio nacional para reivindicar este DMSM 2020 una “oportunidad para impulsar un aumento de la inversión en salud mental”.
 
No debemos dejar atrás la Salud Mental: INVIRTAMOS EN ELLA.
 

Carlos estuvo participando en nuestro programa de rehabilitación hace un tiempo en el centro Félix Garrido y entre sus objetivos vitales e inquietudes, la literatura siempre fue una de las grandes protagonistas.

Hoy Carlos ha vuelto a visitarnos pero esta vez no para hablar de objetivos por cumplir, sino para presentarnos uno ya cumplido. Y es que, tras mucho tiempo de trabajo y esfuerzo, ha logrado cumplir uno de sus sueños: escribir un libro de poemas.

Esta mañana hemos podido disfrutar de una charla coloquio sobre literatura, con Carlos y su poemario “Aquaonírico” como protagonistas y no podemos estar más agradecidos y agradecidas por su visita. 

GRACIAS!!

 

 
Desde el taller ocupacional- laboral del CRPS ORDOIZ se han elaborado por segundo año consecutivo las agendas del curso escolar del IES TIERRA ESTELLA. 
En esta ocasión, la entrega se produjo el viernes 4 de septiembre en el patio del instituto con el alumnado de 1º de la ESO. El reparto se realizó en el exterior por la situación generada por el COVID-19 y así cumplir las medidas de seguridad requeridas. 
Además, aprovechamos la oportunidad para presentarnos y explicar quiénes somos y qué actividades realizamos en el CRPS ORDOIZ. 
Ha sido una actividad muy enriquecedora que nos gustaría continuar haciendo en los próximos años.  
 

 

El pasado viernes 24 de julio nos despedimos de nuestras amigas las tortugas. El espacio en la Residencia Hogar se les estaba quedando pequeño y, tras un tiempo de buscarles un nuevo hogar, contactamos con la Granja Escuela Xuberoa, donde las acogieron encantados.

Concertamos una fecha y varias personas de la Residencia Hogar Félix Garrido fuimos para despedirnos y ver su nuevo hogar.

 

 

La granja, gestionada por tres hermanos muy simpáticos nos gustó mucho, nos hicieron un pequeño tour por todas las instalaciones explicándonos como trabajan y enseñándonos los animales. También nos contaron que nuestras tortugas, a las que bautizamos como Félix y Garrido, son una especie que su venta está prohibida y que, gracias a personas como nosotras, estarán en un buen sitio y no abandonadas como hacen muchas veces.

 

 
 

 

 

 

Nos gustó tanto el rato que pasamos y la experiencia, que pensamos volver muy pronto.

Todos los años, en colaboración con Yolanda de https://www.caballosdelbosque.com/(https://es-es.facebook.com/caballosdelbosque) realizamos una actividad mensual con caballos, es una de las actividades preferidas en la Residencia-Hogar.

La actividad consiste en acudir a pasar una mañana con Yolanda y sus caballos. Ella nos enseña cómo cuidarlos, cepillarlos, darles de comer y pasear junto a ellos.

Afortunadamente hemos podido retomar está actividad después del invierno y de haber salido del estado de confinamiento en el que nos hemos visto implicados y que ha sido duro.

 

Desde aquí queremos agradecer a Yolanda el trabajo que realiza y la oportunidad que nos da cada mes para disfrutar de relacionarnos y poder estar en la naturaleza.

 

 

El estado de confinamiento al que nos ha llevado la pandemia, no ha impedido que en los CRPS continuásemos atendiendo a las personas usuarias, aunque haya tenido que ser de forma distinta, nos hemos adaptado a una situación diferente.

Con la nueva normalidad, y una vez retomada la atención presencial,  hemos querido conocer cómo se ha percibido el papel de los Centros durante este complicado periodo.

Esto son algunos de los testimonios que hemos recogido:

“Estoy muy agradecida por el seguimiento diario y la ayuda en la gestión de los problemas que me surgieron.  Si no hubiera sido por esa atención, ese acompañamiento y la ayuda prestada, no sé qué habría hecho durante el confinamiento.”

“Esperaba con muchas ganas e ilusión el contacto con el CRPS, además de mi familia, eran las únicas personas con las que hablaba”.

“Gracias al CRPS, he sabido que mi hermano tenía cubiertas sus necesidades,  y en caso de que ocurriese algo, desde el CRPS gestionarían lo necesario para solucionarlo.  Al no residir en la misma Comunidad,  no hubiera podido dar respuesta tan rápida como estando cerca. Me ha dado mucha tranquilidad saber que estaban pendientes de mi hermano y del contacto semanal que hacían conmigo. Estoy muy agradecida”

“Durante el confinamiento he sentido que no me dejabais de la mano,  y me he sentido muy apoyado”

“Me preparaba para la llamada, me vestía, me aseaba… era como si me tuviese que preparar para ir al CRPS”.

Por nuestra parte, transmitirosnuestro agradecimiento por vuestras palabras.

Ojalá no volvamos a vernos en una situación como la que hemos pasado, pero si ocurriese,  ¡volveremos a estar, como siempre, con todos vosotros y vosotras!


Como ya hemos vuelto a retomar la actividad en el CRPS Ordoiz una persona usuaria nos sorprendió con la elaboración de mascarillas artesanales de tela para repartir en el centro. 
Nos ha encantado el diseño y agradecemos mucho el detalle y el cariño con el que nos las ha ofrecido. 
 
¡Ahora a lucir las mascarillas!
 
Desde el ayuntamiento de Estella se han puesto en contacto con el CRPS Ordoiz para realizar el reparto de la revista Ze Berri en el municipio de Estella. 
 
Esta revista la elaboran los Servicios Municipales de Euskera de Navarra cada tres meses con la función de informar sobre temas de Euskera. Se redacta tanto en euskera como en castellano.
La revista se reparte en todos los buzones de las casas de la ciudad.
 
¡Nos vemos por las calles cada tres meses!
 
 
 

 

Soy Maika Rosell (residente de Félix Garrido) y junto con Sara Hernández, Oscar Salvoch y Dany Alen hemos viajado a Estella para grabar la canción “quédate en casa” compuesta por Oscar y Sara. Las cantantes éramos Sara y yo.

La idea de crear esta canción surgió de Sara, cuando comenzó a componer una letra basada en una conocida canción escuchada durante la Cuarentena, pero con la ayuda de Oscar compusieron también la música y melodía, creando una canción única sobre la Residencia Hogar, para compartir con todas las personas que quieran escucharla.

Durante varias semanas empezamos a ensayar en el Hotel Reino de Navarra (donde hemos estado viviendo durante estos meses). Al principio nos costó entonar las dos voces juntas, pero con ayuda de la música y Oscar que tocaba el piano y nos enseñaba a cantar, conseguimos unir las voces y crear una canción sobre el COVID-19.

Los ensayos nos han encantado porque es una canción muy alegre, pegadiza y que iba a gustar mucho a todo el mundo.

La experiencia que he vivido ha sido muy buena. El productor musical, Dany, nos pareció un chico muy agradable, amable y profesional. Estuvimos grabando durante una hora y media. Fue muy entretenido. ¡Una experiencia muy divertida, que volvería a repetir!.

Muchas gracias a todas las personas que hemos hecho posible esta experiencia tan bonita y sobre todo a Dany por todo el trabajo que ha realizado.

Os dejamos como primicia la publicación de la canción, con imágenes del día de su grabación.

¡Esperamos que os guste!

https://www.youtube.com/watch?v=1EI8Yvp9kpE

 


Este año, como novedad, desde el CRPS Ordoiz hemos podido participar en el taller de “Introducción a la Informática e Internet” en la Escuela de Adultos de San Benito en Estella-Lizarra.
Queremos agradecerles su gran dedicación para hacer posible que hayamos podido acudir en un horario adaptado a nuestras necesidades.
Nos ha encantado poder acudir y esperamos retomar el taller en el próximo curso.
 

¡GRACIAS! Destacado

Hoy queremos dar las gracias a todas las entidades que han estado con nosotros y nosotras durante estas semanas difíciles. Gracias por el apoyo y las donaciones recibidas, por las pastas, los huevos, las chucherías, las mascarillas y las pantallas protectoras. Porque han supuesto empuje y energía para salir adelante.

 

¡¡Gracias!!

      

En los Centros de día y Programa de Rehabilitación de Avanvida hemos mantenido nuestra actividad desde que comenzó el estado de alarma, bien sea de forma telemática o de forma presencial en el entorno comunitario en caso de necesidad, durante todo este periodo.

Desde el 25 de Mayo, iniciamos nuestro particular proceso de desescalada y desde hoy, podemos decir que los cuatro Centros de Rehabilitación Psicosocial: Arga (en Pamplona), Queiles (en Tudela), Ordoiz (en Estella) y Félix Garrido (en Sarriguren) tienen sus puertas abiertas con todas las medidas de protección e higiene que marcan las autoridades sanitarias, para atender a las personas usuarias de nuestros servicios.

El proceso de desescalada comenzó con la preparación y apertura de los centros Ordoiz, Queiles y Arga; y culmina hoy con la apertura del Centro Félix Garrido, que tras haber sido utilizado como hospital de campaña para pacientes Covid 19, vuelve hoy a su actividad habitual como Centro de día.

Desde el equipo profesional y en colaboración con Gobierno de Navarra, se han establecido protocolos y medidas de higiene estrictas para mantener la seguridad de todas las personas atendidas y nuestra plantilla profesional.

 

¡Os esperamos!

“El 13 de junio, María - hija de Félix Garrido (persona que da nombre a nuestro centro de Sarriguren), publicaba esta “Carta al director” dedicada a las personas de la Residencia-Hogar, reconociendo el esfuerzo realizado durante estas semanas”.
 
¡¡Muchas gracias María!!
 

Hoy compartimos el vídeo elaborado por el Gabinete de Prensa del Gobierno de Navarra sobre el traslado de vuelta a Sarriguren realizado en el día de ayer.

">

¡¡Ya estamos en casa!! Después de una dura mañana de mudanza y traslado de materiales, estamos de regreso en las instalaciones de Sarriguren.

      

Ayer fue un día especial. Se quisieron realizar varios reconocimientos y despedidas del tiempo que hemos pasado en el Hotel Reino de Navarra.
Primero, quisimos ir a la Pastelería Beatriz a comprar garrotes de chocolate y pastas, en agradecimiento a la donación que nos hicieron al empezar el confinamiento. Gracias Lourdes!
Después, nos reunimos a almorzar con Eduardo (director del Hotel Reino de Navarra)) y Patxi (personal de mantenimiento) para agradecerles la dedicación que nos han dispensado estos meses para que pudiéramos estar lo mejor posible durante nuestra estancia en el hotel. En este acto, Javier Uriz les hizo entrega del cuadro que ha elaborado con la imagen del hotel y un poema dedicado.
Posteriormente, fuimos al Centro de Salud de Ermitagaña a despedirnos del equipo de dicho centro, en especial de Jesús Jurio (médico) por su atención y cuidado sanitario a todos y todas nosotras.
 
¡Estamos deseando volver a nuestras instalaciones en Sarriguren, pero GRACIAS HOTEL REINO DE NAVARRA por vuestra acogida! No la olvidaremos.
 
 
   
                                JAVIER URIZ (RESIDENTE) HACE ENTREGA DEL CUADRO.
 
 
                                                                                            
 
 
 
 
Aquí os dejamos sensaciones percibidas por una persona usuaria que vive sola durante el confinamiento.
 
 

SIN TÍTULO

Cojo las bolsas de basura y me dispongo a bajarlas. Abro la puerta, la cierro tras de mí, bajo las escaleras despacio. El sonido de mis propios pasos, retumba en mi cuerpo desde los tobillos hasta mi cabeza.

Salgo a la avenida. Está solitaria, desértica, no hay ni un alma por la calle. La noche es oscura, densa, negra. Llego a los contenedores de la basura. El chirrido de las portezuelas al abrirse y el sonido de las bolsas al caer me da escalofríos.

La negrura y el silencio de la noche es interrumpida por una luz y una canción que sale de un balcón. La curiosidad me lleva a averiguar de qué se trata. Es una pareja de jóvenes que se están besando. La canción suena así; ¡Resistiré erguido frente a todo!  
El pudor me hace dar media vuelta y dirigirme a paso apresurado al portal de mi casa. Aunque hay ascensor subo las escaleras andando, pues subir las escaleras es el único ejercicio que hago en el día. Subo las escaleras lentamente, despacio, piso a piso llego hasta el cuarto, que es donde vivo. Abro la puerta. El sonido que produce la puerta al cerrarse suena a “soledad”.

¡Resistiré para seguir viviendo!

Me lavo las manos y me dispongo a meterme en la cama. Con ayuda de la medicación y entre el tacto suave de las sabanas recién cambiadas, en diez minutos me quedo plácidamente dormido.        
         
 
 
E.L.C.
 
 

UN BUEN DÍA

Subo la persiana y un sol radiante invade la habitación. Hoy puede ser un gran día. Bajo a por el pan. En el frondoso árbol de la rotonda se escuchan los pájaros; su canto te alegra el ánimo (hay quien dice que el aire está más limpio, pero yo no lo noto). Más adelante esta la farmacia, hay cola; cuatro o cinco personas, todas separadas por dos metros. No se puede entrar. La puerta está protegida con una mampara de plástico con una ventanilla de treinta por diez en la que Alicia atiende a sus clientes. Rosa, su empleada, también los atiende a través de otra ventanilla que abre hacía fuera. Entre las dos parece que lo llevan bien. Desde fuera parecen contentas.  

Cruzo la calle. El autobús que me cede el paso en el paso peatonal circula vacío.

Desde la otra acera diviso a un señor que en el balcón del primer piso va caminando serio con la cabeza alta de pared a pared. Da unos diez pasos. 
Me cruzo con el barrendero. Mueve la escoba lenta, cadenciosamente, con una expresión de cansancio en el rostro.

Llego a la panadería. En la panadería si se puede entrar. Me atiende la dependienta, una ecuatoriana de pequeña estatura, pero de curvas bien formadas, con una mirada limpia, risueña, expresiva, que lo dice todo. Se puede saber si está bien o mal solo con mirarle. Poniendo mi mejor cara le pregunto que qué tal está y me responde que bien, que esto es lo que hay. Le dejo el dinero de mi media barra en la bandeja que tiene para ello, pero lo coge con la mano provista de unos guantes y una mascarilla, que es su única protección. Trabaja sola de lunes a lunes. La pequeña ecuatoriana es una verdadera resistente. 

Salgo de nuevo a la avenida. Todos vamos lo más separados que podemos, pues no se puede mantener los dos metros que dicta la norma. Detrás de las mascarillas se sienten los rostros serios. Algunas personas conversan entre ellas lo más separadas que pueden, pero sus rostros son también serios.

Poco a poco llego al final de la avenida, donde hay otra panadería, en esta sirven el pan por la abertura que hay en una ventana enrejada los y clientes hacen cola en la calle para coger el pan a través de la reja. 

Encamino mis pasos otra vez hacia mi casa. Dejo la avenida y subo por una calle paralela más estrecha. Me encuentro con otro barrendero que con su manguera a presión en mano va desinfectando las entradas de los comercios más concurridos; la carnicería, la frutería, la tienda de periódicos, etc. 

(Los barrenderos son los profesionales indispensables menos valorados). 

Desentonando del resto dos ecuatorianas pequeñas, regordetas, con expresión risueña conversan, ríen. Y su risa traspasa cualquier distancia de seguridad. 

Da justo verlas reír en medio de tanta seriedad. 

Sigo mi camino hacia mi casa. En el frondoso árbol de la rotonda los pájaros siguen con sus canciones. Escuchar su sonido en medio del silencio es una alegría. 

Llego de nuevo a mi portal y aunque tengo ascensor subo los cuatro pisos andando pues es el único ejercicio que hago. Entro en casa. El sol se cuela por todas las ventanas de la casa invadiendo con sus cálidos rayos toda las estancias.

Hoy puede ser un gran día.        
 
 
 E.L.C.
 

El próximo día 10 de junio, tras varios meses alojadas en el Hotel Reino de Navarra, las personas residentes en el Centro Félix Garrido realizarán la mudanza de regreso a Sarriguren. Durante estos días, vamos a preparar las instalaciones para que este cambio sea posible.

Ha sido un largo periodo de mucho esfuerzo personal por parte de todas las personas residentes y plantilla profesional, y han sido muchos los momentos intensos que hemos vivido esta temporada.

Hemos querido elaborar el siguiente video como recuerdo de estas semanas, en las que hemos vivido cosas negativas, pero también muchas positivas y muy buenas…

¡Nos lo cuentan los y las protagonistas de esta experiencia!

 

">

A continuación os dejamos con otros dos relatos ganadores en el "Concurso de escritura creativa" de Centro Ordoiz. Esta vez en las categorias de escritura cómica y romántica:

   

Aquí os dejamos uno de los relatos ganadores del Concurso de Escritura Creativa que organizamos en el CRPS Ordoiz durante este confinamiento, en el que había que utilizar las palabras: gaseosa, juego, paisaje, risa, ordenador.

 

Página 1 de 12

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Ver nuestra política de cookies.

Acepto las cookies del sitio web.